fbpx

Masaje facial Japonés: técnicas orientales para rejuvenecer

Masaje facial japonés
El masaje facial japonés es un conjunto de técnicas orientales para el cuidado de la piel.

El masaje facial Japonés tiene un sorprendente efecto rejuvenecedor. Se trata de una combinación de técnicas orientales que fue de uso exclusivo de la realeza japonesa durante siglos.

Actualmente,  es tan eficaz que se conoce en el mundo de la estética como el lifting facial sin cirugía. Combina masajes orientales, digitopresión, shiatsu y drenaje linfático. Si quieres saber todos los detalles del masaje facial japonés, quédate en este post.

Los beneficios: ¿Por qué hacerte un masaje facial Japonés?

El masaje facial japonés trabaja en particular con los conductos linfáticos. Es decir, elimina por medio de esos canales, las toxinas acumuladas en el rostro, así como otras impurezas.

Lo que resulta en un rostro más fresco y renovado. El tratamiento de técnicas milenarias orientales aplicado con regularidad, disminuye la posibilidad de aparición de arrugas en la cara. Si ya tienes arrugas, se notarán menos.

El tono en la piel de tu rostro lucirá más parejo gracias al masaje. Las bolsas y ojeras bajo tus ojos desaparecerán y también podrías decir adiós a la piel flácida.

masaje facial japones

¿Cómo se hace el masaje facial japonés? Aprende paso a paso

A continuación te explicamos paso a paso, cómo hacer el masaje facial japonés con excelentes resultados.

Prepara los canales para eliminar toxinas

Lo primero  es preparar los canales para eliminar impurezas y toxinas. Entonces, debes calentar suavemente el canal linfático y tus manos. Posteriormente masajea con suavidad tu rostro desde las sienes, hasta las clavículas en forma descendente.

El segundo paso es despejar la frente

Para lograrlo usa tus manos y masajea desde el centro hacia los costados de tu frente  y luego nuevamente baja a las clavículas. Con este movimiento disminuirán las líneas de expresión.

Paso 3 del masaje facial japonés

Toca que el masaje facial japonés actúe sobre   las bolsas, ojeras y las líneas del contorno de los ojos. En esta parte debes hacer énfasis, recuerda que es en la mirada donde se nota el cansancio y la hinchazón de tu rostro.

Masajea tus ojos de la siguiente manera:

  • Desde afuera hacia adentro por debajo
  • Desde adentro hacia afuera por arriba
  • Por último, desde adentro hacia afuera por debajo y luego baja por el canal linfático con movimientos suaves y delicados.

Masajea tus labios y nariz

Otra zona donde se acumulan arrugas es alrededor de los labios o la comisura de la boca. Para que el masaje facial  haga su magia en esta zona debes dar masajes con ambas manos en forma circular en toda esa zona.

Es decir, masajea desde la pera hacía la nariz y en sentido contrario. En este paso también debes bajar hasta las clavículas con las dos manos.

Para consentir un poco tu nariz, aplica el masaje siguiendo el contorno de ambos orificios. Luego debes afinarla. Se hace apretando tu nariz usando tus manos, hazlo desde los cachetes hasta el tabique.

Desciende por el canal linfático para arrastrar todas las toxinas acumuladas en esa zona en particular.

Masajes con manos planas y dedos para estas zonas del rostro

Desde la barbilla con sus manos planas, masajea hasta el lado de tus ojos, es decir el arco orbital. A continuación, baja por las sienes hasta las clavículas haciendo presión con tus dedos.

Repite el mismo movimiento, pero esta vez abre tus manos y haz presión con la base de tus palmas para que el  masaje facial japonés sea efectivo en estas zonas.

Masaje facial japonés con una mano y presión con la otra en el rostro

Con una mano sostén tu cara al tiempo que haces presión en diagonal con la otra mano.  Masajea desde la mandíbula hasta llegar al ángulo interno del ojo. Realiza movimientos hacia las sienes y arrastra al canal linfático. Repite el movimiento del otro lado.

Usa ahora tu dedo índice y el mayor para hacer una pinza y ejerce presión en la barbilla masajeando hacia la parte superior de tu mandíbula para luego bajar a las clavículas.

Lifting manual a dos manos

Forma un aro usando ambas manos y ejerce presión en tu rostro desde el centro empujando hacia los lados.

También puedes tonificar la parte baja del cuello con el masaje facial japonés.  Hazlo masajeando la zona con suaves movimientos ascendentes. Por último, debes masajear las arrugas en tu frente.

En resumen, el arrastre de las impurezas y toxinas al canal linfático a través del masaje facial japonés  es una técnica que ha funcionado desde hace siglos. Como resultado tendrás un rostro más joven, fresco y libre de arrugas.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.