Propiedades de la lavanda

Índice de Contenidos

Hay dos rasgos que distinguen a la lavanda, su color púrpura y su agradable aroma, pero además, la flor de esta planta y el aceite que deriva tiene una dilatada historia en la medicina alternativa. Conoce las propiedades y los múltiples usos de la lavanda en este artículo.

Historia de la lavanda



El nombre de esta planta se deriva de la raíz latina “lavare” que significa  “lavar” y su primer uso registrado se remonta al antiguo Egipto cuando era usado en el proceso de momificación.

En épocas posteriores, la lavanda se convirtió en un aditivo para el baño en varias regiones, incluidas Persia, la antigua Grecia y Roma. Estas culturas creían que la lavanda ayudaba a purificar el cuerpo y la mente.

Desde la antigüedad, la lavanda se ha utilizado para tratar muchas dolencias diferentes, que incluyen:

  • Problemas de salud mental
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Depresión
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de cabello
  • Náusea
  • Acné
  • Dolor de muelas
  • Irritaciones de la piel
  • Cáncer

¿Cuáles son las propiedades de la lavanda?

En general, la lavanda es apreciada gracias a sus múltiples propiedades. En todas las culturas, se usa de diferentes maneras en beneficio de la salud.

A continuación, las propiedades de la lavanda en diferentes formas:

La lavanda y la aromaterapia



Calma y bienestar dos aspectos que brindan la lavanda en la aromaterapia. Además se le confiere al aroma de la lavanda propiedades para disminuir el estrés, la ansiedad, incluso atenúa dolores leves.

Se sabe que combinada con salvia y rosa ayuda a las mujeres a reducir los molestos calambres menstruales.

Lavanda para conciliar el sueño

Otra propiedad de la lavanda, tomarla para conciliar el sueño. Es una alternativa para las personas que sufren de insomnio u otros trastornos del sueño.

Antiguamente quienes padecían de esta afección rellenaban sus almohadas con flores de lavanda para tener un sueño más profundo y descansar sin problemas las horas recomendadas.

Actualmente, los terapeutas usan el aceite de lavanda para aplicar masajes a sus pacientes con un efecto calmante y que además los ayuda a dormir.

La infusión de lavanda fue aprobada en Alemania como un suplemento para el tratamiento de trastornos del sueño así como también para la irritación estomacal.

La lavanda para trata afecciones de la piel y el cabello



El uso tópico del aceite de lavanda podría ayudar a tratar una enfermedad llamada aireación de alopecia. Esta enfermedad hace que el cabello se caiga en parches.

Debes frotar en las áreas afectadas por la enfermedad aceite a base de lavanda mezclado con tomillo, un poco de madera de cedro y romero. Con el tiempo, tu cabello se regenerará.

Si aplicas lavanda en tu piel, sus aceites te ayudarán a disminuir la aparición de acné. Es útil para las quemaduras causadas por el sol y también se la puedes aplicar a tu peque si tiene dermatitis de pañal.

En conclusión, las propiedades de la lavanda se conocen desde la antigüedad. Desde entonces hasta ahora, sus usos múltiples han sido apreciados en la medicina alternativa para el tratamiento de diferentes afecciones.