¿Qué hacer y qué no hacer ante un brote de granitos?

granitos de la cara

Como es tan importante saber qué hacer como saber qué no hacer, vamos a empezar por ahí. Te traemos una guía sencilla cómo actuar ante un brote de acné, de esos que, de vez en cuando, nos hacen la vida imposible.

Hay una pregunta que se ha repetido muchas veces, y es la que hoy venimos a resolver: “¿Qué debo hacer cuando me sale un brote de granitos?

Como es tan importante saber qué hacer como saber qué no hacer, vamos a empezar por ahí. Te traemos una guía sencilla de qué hacer y qué no hacer ante un brote de acné de esos que nos hacen la vida imposible de vez en cuando.

Qué no hacer cuando tenemos un brote de granitos

  • ¡No te toques las espinillas! Sabemos que son incómodas, que no son bonitas y que pueden incluso llegar a doler, pero explotarlas no es la solución. Tocándolas corres el riesgo de empujar la suciedad del granito hacia capas más profundas de la piel, empeorando la infección y causando que tarde más en curar.
  • En general, tócate la cara lo mínimo. Antes de aplicarte productos o maquillaje con las manos, asegúrate de que están bien limpias. ¡No queremos bacterias!
  • Si llevas gafas, asegúrate de limpiar su puente a menudo: es fácil que acumulemos sudor o un exceso de grasa donde las gafas se apoyan sobre la nariz, y eso puede causar o empeorar los granitos. ¡Llevar flequillo tampoco es la mejor idea!
  • Evita los exfoliantes mecánicos: sus partículas arrastran las células muertas para retirarlas, pero también pueden arrastrar las bacterias de los granitos por el rostro, causando un brote.
  • Igual que evitaremos los exfoliantes mecánicos, evitaremos cualquier producto de limpieza agresivo con la piel. Si tenemos un brote de acné, nuestra piel se encuentra sensibilizada y es lo último que necesita. Más abajo te damos una mejor opción para limpiar y exfoliar tu piel en pleno brote de granitos.

Qué hacer cuando tenemos un brote de granitos

  • Mantén una rutina constante.
  • Una limpieza suave será la parte más importante, siempre sin abusar de productos astringentes para no provocar un efecto rebote y que la piel produzca más sebo. ¡No frotes los granitos ni utilices ningún dispositivo de limpieza sobre ellos!
  • La mejor manera de exfoliar tu piel si sufres un brote de acné es con un tratamiento localizado, que no arrastre bacterias por nuestro rostro y que no ejerza fricción sobre la zona.
  • Necesitas hidratar la piel en profundidad, pero es probable que prefieras una textura ligera, y tenemos el producto perfecto para ti. Goodbye Blemish Soothing Gel Cream, de Mizon. Es una crema tipo gel muy muy ligera y calmante. Contiene 55 ml y su precio es de 28,99 €.
  • No podemos tocar los granitos, pero sí tratarlos para que mejoren poco a poco. Este producto de Mizon es ideal para ello. Se llama Goodbye Blemish Pink Spot, y tiene un precio de 19,99 € y contiene 19 ml.  Acelera la desaparición de acné activo, evitando que se infecte el área afectada.
  • Una o dos veces a la semana, dale un extra de mimos a tu piel con una mascarilla. Goodbye Redness Centella Mask de Benton está especialmente diseñada para hidratar y calmar pieles sensibles o acneicas, ¡y nos consta que ayuda a rebajar las rojeces y los brotes de granitos!
  • ¡Aplícate siempre protección solar! Los rayos UV son increíblemente perjudiciales para la piel, y más si se encuentra sensibilizada por un brote de granitos.
  • Si los brotes son persistentes, o tu acné empeora con el tiempo, visita a un dermatólogo o dermatóloga: un especialista sabrá qué es lo mejor para tu piel.

Y lo más importante: no te preocupes. Todas hemos tenido granitos alguna vez, ¡y no pasa nada!

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.