Dieta antiinflamatoria: Lo que debes comer y lo que debes evitar

variedad de alimentos ricos en fibra, proteina y omega 3 para una dieta antiinflamatoria
El principal beneficio de la dieta antiinflamatoria es el alivio de los síntomas relacionados a enfermedades inflamatorias.

¿Te has preguntado si existen dietas que te ayuden a mejorar una enfermedad?,así es, la dieta antiinflamatoria es una de ellas.

¿Quieres conocerla? aquí te explicamos de qué se trata, qué alimentos están recomendados y cuáles no, además te damos un ejemplo de un plan de dieta antiinflamatoria para un día.

Este tipo de régimen alimenticio está diseñado para regular los procesos inflamatorios crónicos que se generan en tu organismo.

Por lo general, se recomienda comer muchas verduras y ácidos grasos como el omega 3, esencial para tu organismo. Este programa nutricional evita en lo posible alimentos con alto contenido de grasas trans.

El alivio total de los síntomas relacionados a enfermedades inflamatorias, es el principal beneficio de la dieta antiinflamatoria.

Además, este programa disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, estimula el aumento del colesterol HDL y la disminución del colesterol LDL, los niveles de glucosa en la sangre también se disminuyen gracias a este programa nutricional.

¿Por qué hacer una dieta antiinflamatoria?

Se recomienda comer cereales integrales, frutos secos, legumbres y pescados que te aporte selenio.

La dieta antiinflamatoria está indicada para los pacientes con padecimientos inflamatorios crónicos, pacientes con diabetes, personas con cardiopatía isquémica, artritis. Es un programa nutricional recomendado si tienes alguna enfermedad autoinmune o demencia.

Este programa de sana alimentación, se recomienda para que estos pacientes mejoren su estilo de vida.

Alimentos antioxidantes: Descubre lo que incluye una dieta antiinflamatoria

Una dieta con propósitos tan específicos debe incluir alimentos con propiedades antioxidantes para que los resultados sean los esperados. Por ejemplo, los alimentos que te recomendamos a continuación:

  •         Sandías o fresas con alto contenido de licopeno.
  •         Naranjas, calabazas o zanahorias que aportan carotenoides.
  •         Maíz o manzanas que incluyen alto contenido de luteína.
  •         Incluye en tu dieta antiinflamatoria alimentos que te aporten clorofila, por ejemplo, lechuga, alcachofas, brócoli o guisantes.
  •         Los arándanos, las berenjenas y las moras te aportan antocianinas.
  •         Se recomienda comer cereales integrales, frutos secos, legumbres y pescados que te aporte selenio.
  •         Que no falte la cúrcuma en tu alimentación para que te aporte curcumina.
  •         Una dieta antiinflamatoria debe incluir alimentos con ácidos grasos esenciales, por ejemplo, pescados no cultivados, frutos secos, especialmente las nueces, las verduras de hoja verde, semillas de cáñamo o algas.
  •         Puedes comer aguacates, un alimento que aporta grasas saludables.
  •         Las habas y las judías son alimentos que aportan a tu nutrición proteínas sin grasas saturadas, pero también son fuente de nutrientes esenciales para el óptimo funcionamiento de tu organismo.

¿Cómo puede ser un plan diario de alimentación?

Ahora tenemos un ejemplo de un programa diario de alimentación para lograr los beneficios de la dieta antiinflamatoria.

  1. Para el desayuno puedes comer crema de arroz, chía con nueces, plátano y un toque de canela. Acompáñalo con un té verde mezclado con jengibre y limón.
  2. En la comida prepara un salmón con eneldo y de contorno puede ser coliflor salteado con cúrcuma e incluye algunas frutas de estación.
  3. Finalmente, para la cena, una rica y fresca ensalada de col, quizás puedas incluir queso fresco, una manzana, nueces y si te gustan las uvas pasas, también son recomendadas.

En resumen, en una dieta antiinflamatoria se deben consumir 2 gramos de proteínas y de 3 de carbohidratos, por cada gramo de grasa. Se ha comprobado que este programa alimenticio ha provocado un descenso en los índices de mortalidad en pacientes con procesos inflamatorios crónicos.

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
Salir de la versión móvil