¿Qué es un Wellness Coach?, ¿tienes ya uno?

0

Gabriel Teves, wellness coach, levantando pesas

Gabriel Teves, casi 20 años como REEBOK PERSONAL TRAINER en Madrid, titulado en Pilates suelo y máquinas, profesor de Yoga, experto en artes marciales, meditación y nutrición, TPI Golf certified y Polo Player,  en continua formación y actualizado en las últimas tendencias del fitness, nos responde algunas inquietudes respecto al fenómeno de los Wellness Coach.

¿Cómo nace este fenómeno de los Wellness Coach?

Hasta hace unos años solo unos pocos velábamos por el estado físico de las personas. Dados los numerosos estudios que avalan los beneficios de la práctica habitual de ejercicio físico y los resultados deportivos de los españoles en la última década, hemos visto un crecimiento notable en cuanto a la adherencia al deporte y la práctica de todo ejercicio físico por parte de una sociedad que cada día busca y se acerca más al estado óptimo de bienestar físico, mental y espiritual.

Creció así la cantidad de profesionales que cubren algún área relacionada con alcanzar estos objetivos de bienestar y no fue la excepción el sector de los entrenadores personales y Wellness Coach.

Gabriel Teves, wellness coach, aparece realizando ejercicio físico con una clienta

En mi caso he tenido y tengo la gran suerte de poder asesorar a varios de mis alumnos durante una década continua. Al principio, la relación se basa en la construcción de un plan de ejercicio físico para mejorar su estado general, pero con el tiempo se van estrechando los lazos, crece la confianza y es entonces cuando es posible aplicar el conocimiento adquirido en todos los años de preparación y experiencia.

El wellness coach es un profesional capaz de orientar a las personas de una forma más holística o integral, sin descuidar la nutrición, los hábitos de vida, la motivación, contención y apoyo continuo, realizando una valoración constante de sus posibilidades dado el estado emocional, físico y de sus agendas. Dispuesto a derivar al alumno a otros profesionales cuando el caso lo requiera, anticipándose así a males mayores.

¿Qué edad es la recomendada para tener un Wellness Coach?

No hay edad para empezar o reanudar la práctica de ejercicio físico, detenernos a observar y mejorar nuestros hábitos de vida , alimentación, descanso, etc. Si tuviera que determinar una franja de edad diría desde los 7 hasta los 107 años.

¿Cuál es la dieta perfecta?

Siempre recomiendo realizar un test de intolerancia alimenticia (con un análisis de sangre) y así determinar primero lo urgente a cambiar y luego lo importante, reorganizar las veces por día que comemos, la cantidad, la elección y combinación de los alimentos e hidratación. Una vez conocidos estos detalles en profundidad, nos centramos de forma totalmente personal en lo necesario para modificar nuestras costumbres (estado de ánimo, motivación, perseverancia, control del estrés) hasta crear un nuevo hábito que se adecúe a las necesidades y condiciones de cada individuo.

¿Cuántos días a la semana hay que entrenar?

No os va a gustar mi respuesta, para mi se puede y deberíamos entrenar cada día. Entiendo que algún día a la semana podría ser de descanso absoluto, aunque prefiero preparar a las personas para que aunque sea el día de descanso, pruebe haciendo algunos estiramientos y mantener la movilidad de todas las articulaciones.  

No hace falta que sea un entrenamiento de alta intensidad cada día. Eso está bien dos veces por semana, otros dos de cardio aeróbico y otros dos de ejercicios de fuerza y movilidad.

Por ejemplo, se puede combinar con yoga, baile, algún deporte como fútbol, tenis, artes Marciales, Tai Chi, meditación, pilates, etc. Cada día comemos, cada día dormimos, estaría muy bien dedicarle cada día un poco de tiempo a nuestro bienestar y utilizar nuestro cuerpo y movimientos como herramienta  para mantener un estado óptimo de salud física y mental, con dominio sobre nuestras emociones y la razón clara.

¿En cuánto tiempo se notan los resultados?

Los resultados son inmediatos cuando hacemos las cosas bien y de verdad nos aplicamos. Todo depende de los objetivos que nos trazamos. Si la idea es perder peso y cambiamos la alimentación, agregamos ejercicio físico y gozamos de un descanso correcto, estoy seguro que en la primera semana se puede medir y ver claramente  el cambio y alguna mejora obtenida.

Si se busca estar más en equilibrio con el entorno y comenzamos una práctica de sanos hábitos alimenticios, regulación del descanso y gestión del estrés a través de prácticas de meditación, ejercicios de respiración, yoga y/o pilates, también os digo con seguridad que quienes verdaderamente dediquen tiempo a diario notarán pronto los efectos.

¿Qué les dirías a las personas que están buscando bajar de peso? ¿Cuánto peso se puede perder y en cuánto tiempo?

Lo primero que debemos tener en cuenta es la relación entre músculo y grasa. Analizamos a través de una bioimpedancia su composición corporal, cantidad de agua, peso de sus músculos, huesos, grasa visceral, BMI, datos muy importantes a la hora de trazar objetivos.

Basarse solo en el peso corporal podría llevarnos a descuidar la importancia de mantener la salud. Teniendo en cuenta que a igual volumen el peso del músculo es considerablemente mayor que el de la grasa, estar solamente pendientes de la báscula podría alegrarnos al ver que perdemos peso aunque esto se deba a una pérdida de masa muscular y no de grasa, obteniendo así unos falsos resultados y perdiendo en salud.

Además nuestros músculos son una fábrica de quemar calorías, por lo que trabajar en mejorar nuestra fuerza y así la masa muscular de todo el cuerpo permitirá una mayor quema de grasa además de hacernos más fuertes y saludables. Por lo tanto, lo ideal sería fijar objetivos de rendimiento en lugar de objetivos solo en la báscula.

Por ejemplo, ejecutar en menos tiempo los ejercicios sin descuidar la técnica, poco a poco subir el peso que movilizamos en forma siempre controlada, aumentar el volumen de entrenamiento por sesión y los días por semana, apuntarse a alguna competición según el perfil del entrenado y utilizar estas competiciones como parámetros y referencias reales a mejorar. Cuando estas cosas van sucediendo, el tema del peso corporal se convierte en secundario y sobre todo al ver que tenemos el peso deseado.  

¿Qué hacer contra la falta de tiempo y el ritmo acelerado del día a día?

Vivimos a ritmo de competición, las sociedad actual está en permanente cambio, convirtiéndose esto en lo único constante y para esta forma de vida hay que estar entrenado física y mentalmente.

Es paradójico que para poder realizar esa inmensa cantidad de obligaciones diarias sea necesario disponer de más tiempo extra para entrenarse también en el aspecto mental y la gestión emocional.

Lo difícil es dedicar tiempo a estas cosas aún viendo que no nos alcanza para todo lo que ya tenemos que hacer. Un Wellness Coach te ayudará a organizar estos detalles y hacer realidad tanto la práctica de ejercicio físico como la puesta en marcha de un programa que aborde el desarrollo de técnicas antiestrés.

Lo cierto es que al dedicar tiempo a conocer y practicar técnicas de meditación, mindfulness y/o relajación, generamos un cambio en nuestras percepciones. La mente se hace más clara y nos es más fácil ordenar las prioridades, poniendo lo urgente por delante y luego lo importante, tendemos poco a poco a disfrutar más de la vida y vivir plenamente el presente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here