fbpx

Tipos de ejercicios físicos y sus beneficios

ejercicios físicos, ejercicios-abdominales

Realizar ejercicios y actividades físicas con frecuencia, es siempre una de las recomendaciones de los especialistas para tener una buena salud física. Incorporar este hábito puede mejorar la capacidad respiratoria, aumentar la flexibilidad articular y la resistencia muscular, cambios positivos que nuestro cuerpo agradecerá. Por eso es importante que sepas cuáles son los tipos de ejercicios físicos y sus beneficios, a continuación te lo explicamos.

 

4 Tipos de ejercicios físicos y sus beneficios

Los ejercicios físicos pueden dividirse en cuatro categorías básicas: flexibilidad, fuerza, aeróbicos y de equilibrio.

 

Cada una ofrece distintos beneficios a tu organismo:

  • Ejercicios de flexibilidad: son todos los ejercicios físicos que se concentran principalmente en el estiramiento y relajación de todas las extremidades de nuestro cuerpo.

Ayudan a incrementar la capacidad de movimiento, agilidad y flexibilidad de las articulaciones y los músculos. Disminuyen la tensión muscular y facilitan la relajación. Permiten ganar mayor libertad de movimiento corporal para actividades cotidianas, como conducir un coche o vestirte.

 

Se recomienda tomar unos minutos diarios para realizar este tipo de ejercicios. Mientras los haces relájate y concéntrate en tu respiración.

 

  • Ejercicios de fuerza o anaeróbicos: se enfocan en el uso del músculo para la generación de la energía, por lo general son ejercicios intensos y breves. Por ello ayudan al desarrollo de la masa y fuerza muscular. Algunos ejemplos son el levantamiento de pesas, abdominales, barras paralelas, flexiones y sentadillas.

Estos ejercicios pueden facilitar actividades del día a día como subir escaleras o cargar las compras del hogar. Puedes realizarlos dos o tres veces por semana, practicando series de 10 a 15 repeticiones con pesos adecuados para no lesionarte.

  • Ejercicios aeróbicos: se concentran en el sistema respiratorio para la obtención de energía, ya que buscan aumentar la respiración y la frecuencia cardíaca. Por ello ayudan a mantener saludable el sistema circulatorio, el corazón y los pulmones, mejorando tu estado físico a nivel general.

 



 

Estos ejercicios pueden ser: andar en bicicleta, caminar, correr, bailar, practicar algún deporte como natación o fútbol.

Es ideal hacer ejercicios aeróbicos por lo menos 4 días por semana, sin exceder una intensidad acorde a tus capacidades físicas.

  • Ejercicios de equilibrio: este tipo de ejercicio se enfocan principalmente en los músculos que permiten el equilibrio y la estabilidad corporal como los abdominales, los de la pelvis, los glúteos, lumbares y los de la columna. Realizarlos puede ayudarte a prevenir caídas, se aconseja su práctica en personas mayores.

Como ejemplo podemos mencionar pararse sobre un pie, caminar de talón o practicar Tai Chi.

Una forma ideal de realizar estos ejercicios, es emplear una rutina fitness general que combine las cuatro categorías y no centrarse en una sola, pues cada una de ellas se complementa. De este modo haces más entretenidas las rutinas e incrementas los beneficios que pueden generarte.

Recuerda iniciar con precalentamientos para evitar lesiones e ir aumentando progresivamente la intensidad y la exigencia de estos ejercicios.

No olvides que es importante combinar el ejercicio físico con una alimentación balanceada y con una buena hidratación.

 



Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.