Aceite de coco, ¿amigo o enemigo?

0
Aceite de coco y cocos

Aceite de coco, ¿amigo o enemigo?


En los últimos años han sido muchos los tipos de aceites que se han puesto de moda. Poco a poco se han ido incorporado masivamente a nuestra rutina beauty, como el aceite de argán, almendras y el aceite de coco.

Es el aceite de coco el que en los últimos días está dando mucho de que hablar tras la publicación del estudio “Aceite de coco y otros errores nutricionales” de Karin Michels.

foto Karin Michels

Karin Michels es la directora del Instituto para la Prevención y Epidemiología de Tumores de la Universidad de Friburgo (Alemania) y profesora de la Harvard TH Chan School of Public Health (Estados Unidos). En él afirma que “el aceite de coco es uno de los peores alimentos que se puede ingerir”.

Por ello hoy te contamos lo que sí que puedes hacer y lo que no, con este hasta ahora superalimento.

Aceite de coco

Lo que puedes hacer:

  • Puntas del cabello: este aceite es muy útil para protegerlas e hidratarlas. También puedes aplicarlo antes de lavar el cabello, así protegerás la raíz, pero no engrasarás las puntas.

  • Mascarilla capilar: aplícalo antes de irte a dormir y envuelve tu cabello en una toalla, déjalo reposar durante toda la noche. Por la mañana lávalo siguiendo tu rutina habitual.

  • Labios: utilízalo como vaselina.

  • Rostro: gracias a sus grandes propiedades hidratantes es un gran aliado para esos días en los que notas la piel deshidratada. Úsalo a modo de mascarilla por la noche.

  • Cocina: utilízalo para aliñar algunos de tus platos como ensaladas pero de forma ocasional. Según el estudio publicado el aceite de coco contiene un 92% de grasas saturadas, que contribuyen al aumento del colesterol malo. Su consumo excesivo puede favorecer un taponamiento de las arterias. Se trata de un factor de riesgo que aumenta la posibilidad de sufrir un infarto o ataque cerebrovascular.

Lo que NO puedes hacer:

  • Blanqueante dental: aunque muchas celebrities se hayan apuntado a su utilización como blanqueante dental lo cierto es que no es nada recomendable. El aceite de coco contiene bicarbonato que logra ese efecto en principio, pero lo hace erosionando el esmalte dental y eso es altamente perjudicial para nuestros dientes.

  • Enjuague bucal: el aceite de coco contiene ácido láurico que ayuda a prevenir las caries, pero está asegurada su absorción por parte del organismo y, por lo tanto, no es fijo que pueda cumplir esa función.

  • Desagüe: como cualquier aceite, no lo tires por el desagüe ya que es muy dañino para las tuberías y el medio ambiente.

¿Y tú? ¿Utilizas el aceite de coco? ¿Para qué? ¡Te leemos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here