tabla con pepinos cortados

Índice de Contenidos

Beneficios del pepino

Cuando se trata de buena nutrición, saber qué agregar y que quitar a nuestras preparaciones es clave. En ese caso, las rodajas de pepino no deberían faltar en tu ensalada, pues es un alimento lleno de nutrientes y con una tonelada de investigaciones que le respaldan como una fruta (aunque siempre hayas creído que era un vegetal) que es elemental para tu dieta. Conozcamos algunos de los beneficios del pepino.



7 Beneficios del pepino

  • El pepino es bajo en calorías, contiene 0 grasas, Carbohidratos (11 gramos), Proteína (2 gramos), Fibra (2 gramos), Vitamina C (14% del IDR), (Vitamina K: 62% del IDR), Magnesio (10% del IDR), Potasio (13% del IDR) y Manganeso (12% del IDR), en tan solo 300 gramos. En pocas palabras es altamente nutritivo.
  • Contiene antioxidantes que combaten los radicales libres, que propician la temprana aparición de enfermedades crónicas.
  • Promueve la hidratación, pues esta fruta está compuesta por 96% de agua aproximadamente.
  • Ayuda con la pérdida de peso porque es un alimento muy bajo en calorías con mucha agua.
  • Puede bajar el azúcar en sangre y prevenir la diabetes, de acuerdo con algunos estudios, sin embargo, este beneficio se asocia más con la cáscara que con la fruta en sí.
  • Puede promover las deposiciones regulares. Si sufres de estreñimiento, algunos estudios han demostrado que la hidratación que garantiza el pepino podría beneficiarte.

 



 

El pepino es crujiente y muy refrescante, fácil de agregar a tu dieta a través de ensaladas.

 

pepinos cortados

Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es

Preparar ensalada de pepino

Esta ensalada de pepino, cebolla y eneldo, actúa como una poderosa fuente de antioxidantes para tu cuerpo, además es sumamente refrescante para incluir en tus comidas o batidos detox.

Para esta ensalada necesitarás:

1 Pepino grande

Sal al gusto

½ de agua

½ taza de azúcar

1 cebolla morada

1 cucharadita de eneldo fresco

Preparación:

Corta en finas rodajas el pepino y agrega la sal al gusto. Preserva en un bol por unos minutos, mientras tanto, pon a calentar la media taza de agua con la media taza de azúcar. Pasados unos cinco minutos, notarás que el pepino comienza a liberar sus jugos gracias al efecto de la sal; esto junto al agua azucarada te permitirá crear una vinagreta sencillamente deliciosa.

Agrega la cebolla finamente picada en rodajas al pepino y luego vierte el agua azucarada previamente hervida. Finalmente, agrega una cucharadita de eneldo fresco, revuelve todo y deja reposar por algunos minutos.

El pepino, la cebolla y el eneldo liberarán sus jugos y todo su sabor con el agua azucarada todavía fresca y tendrás una ensalada con un aderezo de vinagreta muy baja en calorías y absolutamente nutritiva y deliciosa.