Mujer con una sandia: El colágeno en alimentos

Índice de Contenidos

El colágeno es una proteína que se encuentra en nuestro cuerpo, producida por los fibroblastos. Su función es formar unas fibras llamadas fibras colágenas. Estas fibras son muy resistentes a fuertes tensiones, debido a que se encuentran perfectamente entrecruzadas.

El colágeno es una proteína que compone los cartílagos, los discos que se encuentran entre las vértebras, los ligamentos y los tendones. De igual manera, es uno de los componentes principales de los huesos, la piel, las encías, las paredes de los vasos sanguíneos y la córnea.



¿Cuál es la importancia del colágeno?

Como hemos comentado, el colágeno forma parte de muchas estructuras de tu organismo. Algunas de las funciones que realiza en nuestro organismo son las siguientes:

  • Ayuda a la unión de los músculos con los huesos.
  • Favorece el buen funcionamiento de las articulaciones.
  • Colabora en el mantenimiento de los tendones y los ligamentos.
  • Conserva la elasticidad de la piel.
  • Favorece la salud ocular.
  • Aporta resistencia a los ligamentos, tendones y músculos.
  • Fortalece las paredes de los vasos sanguíneos y linfáticos.
  • Regeneran las encías.
  • Revitaliza el tejido epitelial.
  • Incrementa la densidad ósea.

Factores externos que adelantan la pérdida de colágeno

Con el transcurso de los años, la producción normal de colágeno va disminuyendo gradualmente. Sin embargo, existen ciertos factores externos que adelantan la pérdida de colágeno, como por ejemplo:

  • Hábitos alcohólicos.
  • Hábitos tabáquicos.
  • El estrés.
  • El insomnio.
  • Una mala alimentación.



Alimentos ricos en colágeno

A continuación, os vamos a dejar una lista de alimentos ricos en colágeno para paliar la propia disminución de colágeno. Algunos de estos alimentos son:

La gelatina

La gelatina es uno de los alimentos con mayor cantidad de colágeno. Sus componentes derivan casi un 100% del colágeno.  Aunado a ello, es rica en aminoácidos, está libre de azúcares y grasas y lo mejor de todo, te ayuda con la digestión.

Las patatas

Las patatas: El colágeno en alimentos

Como la gelatina, las patatas son otro de los alimentos ricos en colágeno. Su consumo es 100% recomendado. También es rico en carbohidratos, tiene un gran porcentaje de agua y es un alimento con un importante aporte de potasio, vitamina C y B, ácido fólico, hierro y magnesio.

La carne animal

Dentro de las carnes de origen animal más ricas en colágeno se encuentra el pollo, el cerdo, la vaca y el pavo. La carne animal le aporta energía a los músculos para su normal funcionamiento.  Además, es rica en vitamina B12, ayudando así a la producción de las células rojas de la sangre.



El atún y el salmón

El colágeno en alimentos: Salmon

El atún y el salmón son los pescados que poseen mayor cantidad de colágeno. Asimismo, contienen omega 3, que  ayuda en la elasticidad de la piel y del cabello. Tiene un alto poder desinflamatorio, mejora la circulación de la sangre y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

Los lácteos

El colágeno en alimentos: Lácteos

Además de la grasa, los lácteos te aportan ciertas cantidades de colágeno, favoreciendo la lozanía de tu piel. Son ricos en vitamina D la cual ayuda en la absorción del calcio. Aportan vitamina A, B12, riboflavina y fósforo.

Los huevos

Cabe destacar, que los huevos poseen colágeno en sus membranas y en las yemas. Por esta razón, no deberías retirarle las membranas o la yema a la hora de comer. Además, son ricos en vitaminas A, D, E y B12, y aportan minerales como calcio, selenio, hierro y zinc.

Las frutas

El colágeno en alimentos: Fresas

Las frutas aparte de su importante aporte de vitaminas, también tienen colágeno. Las moras y las fresas son ricas en vitamina C, E y ácido fólico; y las naranjas y mandarinas en vitamina C, B1 y ácido fólico. La Sandia, además de aportar vitamina A, mantiene la piel hidratada y promueve el crecimiento saludable de nuevas células de colágeno y la elastina.



¿Todos necesitan ingerir suplementos de colágeno?

Independientemente de la edad, si tu alimentación es balanceada no necesitas tomar suplementos de colágeno. Estos son recomendables únicamente en aquellos casos en los que es evidente la degeneración del tejido conectivo.

Se recomienda una ingesta de 10 g de colágeno al día, pudiendo consumirlos con leche, zumo de alguna fruta, sopas e infusiones.