dieta dukan: desayuno con avena

Índice de Contenidos

Por lo menos 3 de cada 5 persona busca perder peso rápidamente a través de regímenes alimenticios, pero bajar de peso no es la parte difícil lo complicado es mantener ese peso. La dieta Dukan promete que, perderás raídamente de peso y también permanecerás sin hambre.

¿De qué se trata la dieta Dukan?

Este régimen propone 4 fases de una alimentación rica en proteínas y baja en carbohidratos. La dieta Dukan fue ideada por el Doctor Pierre Dukan, un médico francés  que se especializó en el control de peso.

El doctor francés se inspiró en uno de sus pacientes para diseñar este régimen cuando corría la década de los 70.

Su paciente con obesidad mórbida aseguró que era capaz de perder de peso dejando de comer cualquier alimento a excepción de la carne.



¿Cómo actúa la dieta Dukan?

La dieta Dukan inicia con el cálculo de tu peso objetivo, o lo que se conoce como peso verdadero, en función de factores como: tu edad y tu historial de pérdida de peso, entre otros.

Cuanto tiempo permanezcas en cada fase va a depender de cuanto peso necesitas perder para lograr tu peso verdadero.

Las fases de la dieta Dukan son las siguientes:

La inicial o fase de ataque por lo general dura de 1 a 7 días. Debes comenzar la dieta consumiendo proteínas magras sin límites.

Luego pasas a la fase de crucero con un tiempo estimado de 1 a 2 meses. En esta parte tienes que alternar proteína magra un día y el siguiente día proteína magra y vegetales sin almidón.

Además, no pueden faltar 2 cucharadas de salvado de avena todos los días durante esta fase.

La consolidación es la siguiente fase y comprende 5 días por cada kilogramo perdido en las fases anteriores. En esta parte debes consumir proteínas magras acompañadas de verduras sin límites, incluye algunos carbohidratos y grasas.



Un día de proteínas magras por semana más 2.5 cucharadas de salvado de avena diariamente.

Y por último, la fase de estabilización con un tiempo indefinido. Al llegar a este punto debes seguir las instrucciones de la fase 3 pero menos estricta siempre que tu peso permanezca estable. La avena se incrementa a 3 cucharas diarias.

Con la dieta Dukan tienes dos fases para bajar de peso y dos más para mantener el peso alcanzado.

Dieta Dukan: Planes de alimentación para las tres fases

A continuación, te presentamos ejemplos de planes de comidas para las primeras tres fases de la dieta Dukan:

1 Fase de ataque

Desayuno: Queso cottage sin grasa con 1.5 cucharadas de salvado de avena, canela y sustituto de azúcar.

Para tomar puede ser un café o té con leche descremada y sustituto de azúcar.

Para el  almuerzo: Un poco de pollo asado acompañado de fideos Shirataki cocidos en caldo. Gelatina dietética y té helado.

En la cena: Puedes comer un filete magro o gambas. Acompáñalos con un café descafeinado o té con leche descremada y un sustituto de azúcar. Además, no olvides tomar mucha agua.



2 Fase de crucero

Desayuno: Tres huevos revueltos, tomates en rodajas acompañado de café con leche descremada y sustituto de azúcar, además de mucha agua.

Para la comida: Puedes comer pollo a la parrilla sobre verduras mixtas con vinagreta baja en grasa. Agrega yogur griego, 2 cucharadas de salvado de avena y un sustituto de la azúcar.

En la Cena: Filete de salmón al horno con brócoli al vapor y coliflor. Café descafeinado con leche descremada y un sustituto del azúcar, además de mucha agua.

3 Fase de Consolidación

Desayuno: Puedes hacer una tortilla con tres huevos, agrega 40 gramos de queso y espinacas. Toma un café con leche descremada y un sustituto de azúcar. No olvides tampoco hidratarte bien.

Para el almuerzo: Puedes comer un sándwich de pavo en dos rebanadas de pan integral, más 81 gramos de requesón con 2 cucharadas de salvado de avena.

En la Cena: se recomienda comer cerdo asado con calabacín a la plancha 1 manzana mediana.

Café descafeinado con leche descremada y un sustituto del azúcar. Además, toma mucha agua.

En conclusión, la dieta Dukan no es milagrosa. Promete pérdida de peso rápidamente pero todo dependerá de tu fuerza de voluntad y constancia. Además, es importante acompañar todo régimen alimenticio con alguna actividad física.