Bebé comiendo papilla

Futura mamá o recién mamá, te contamos porque es importante la nutrición de tu bebé.

La alimentación de los bebés y más la de los recién nacidos, es de gran importancia, ya que esta aporta la energía y los nutrientes que estos necesitan para mantenerse sanos.

Para los recién nacidos, la leche materna contiene todas las vitaminas y minerales necesarios (lactosa, proteínas, suero, caseína y grasa). Este alimento es un aporte esencial para su crecimiento y desarrollo en las diferentes etapas de su vida.

En sus primeros meses de vida, solo consumen líquidos y es fundamental una buena hidratación. A partir de los cuatro y seis meses de edad, comienzan a comer comida sólida.



¡Recuerda, siempre consulta al pediatra!

Él le contará cual es el momento adecuado para el siguiente paso de su bebé con la alimentación. Lo habitual es comenzar a darle un solo alimento, para identificar si le causa alguna reacción alérgica.

Sería aconsejable que la lactancia materna persistiera durante el primer año de vida del bebé e incluso durante más tiempo.

Además, si aún quieres bajar esos kilos que sumaste durante el embarazo, te contamos que amamantar quema calorías, ayuda a reducir el tamaño del útero y previene el cáncer de pecho y de ovarios.

¡Vuelve a recuperar tu figura!