hombres corriendo: test de cooper

Índice de Contenidos

Con seguridad has escuchado hablar del famoso Test de Cooper, algunos la consideran como una prueba agotadora  y otros la asociarán con las  clases de educación física del colegio.  Si no la recuerdas en este artículo te refrescaremos la memoria.

Test de Cooper, ¿De qué trata la temida prueba?

Básicamente el Test de Cooper es una prueba física, quien se atreva a tomarla debe aguantar corriendo durante 12 minutos a una velocidad constante.

Esta prueba se puede realizar en una pista de atletismo, alrededor de un campo de futbol  o en cualquier otro lugar donde se pueda correr con intensidad sin la interferencia de factores externos.

No es un entrenamiento, al contrario se trata de una prueba de resistencia que fue ideada para que el participante recorriera la mayor distancia posible en tan solo 12 minutos sin disminuir la velocidad.



El Test de Cooper tiene como objetivo comprobar el estado físico de quien lo tome. Al tratarse de una prueba de exigencia es lógico que la preparación física juegue un papel determinante.

Esta prueba se aplica con mucha frecuencia en los colegios, en institutos o durante jornadas de entrenamiento y su objetivo en todos esos ámbitos es de medir la resistencia aeróbica de las personas.

Conoce el origen del Test de Cooper

Corría la década de los 60 cuando se supo por primera vez del Test de Cooper y fue a través de un artículo publicado en el Journal Of The American Medical Association.

Kenneth H Cooper fue el mentor de la prueba, él la diseñó en  1968 en Oklahoma especialmente para el ejército de los Estados Unidos. Cooper era un soldado pero también era médico que prestaba servicio a su nación.

Cuando ideó la prueba buscada una manera, rápida, eficaz y económica  de evaluar y ponerle valor al estado físico de los soldados y lo logró con esta prueba sencilla pero infalible.

La efectividad del Test de Cooper ha superado la tecnología actual, en plena era digital continua vigente, de hecho la mayoría de los cuerpos de seguridad aún utilizan esta forma de evaluar la condición física de sus aspirantes.



¿Qué datos arroja el Test de Cooper?

La prueba se emplea para conocer la condición física general de un sujeto, pero además revela su resistencia aeróbica. Solo debe escogerse una superficie plana donde se pueda correr sin obstáculos a una velocidad constante durante 12 minutos.

Al transcurrir ese tiempo se debe comparar tus resultados con la tabla ideada por Kenneth H Cooper y así tendrás el resultado que busca en cuanto a resistencia.

El dato importante que arroja el Test de Cooper al final es lo equivalente a la cantidad de oxigeno que consumiste durante los 12 minutos que dura la prueba.

Es importante destacar que la prueba está diseñada para personas con una condición física estándar, las personas con problemas de peso o con afecciones que afecten su circulación no pueden tomar el test.

En conclusión, el Test de Cooper fue diseñado para conocer datos específicos de tu condición física y capacidad aeróbica. Una prueba sencilla, pero tan eficaz que aún es empleada.