fbpx

¿Qué es el suelo pélvico?

Mujer practicando fitness y trabajando el suelo pélvico

¿Qué es el suelo pélvico?

Seguro que has oído hablar del suelo pélvico y si has estado o estás embarazada, mucho más.

El suelo pélvico se trata de un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) en la posición adecuada para que realicen sus funciones de manera correcta.

El suelo pélvico se adapta a todos nuestros movimientos (caminar, saltar, correr…), y lo hace siempre manteniendo una adecuada tensión que sujete nuestra vejiga, el útero y el recto en el interior de la pelvis. Cuando este se ve debilitado, las estructuras que sostiene descienden y sus funciones se ven afectadas.

Si el suelo pélvico se debilita pueden aparecer problemas como la incontinencia urinaria, molestias, dolor de espalda e incluso disfunciones sexuales. Si sientes alguna molestia, no dudes en consultar a tu médico para que analice y te pueda recomendar el tratamiento adecuado.

Mujer practicando fitness y trabajando el suelo pélvico

Embarazo

  • Cuida el suelo pélvico

1. Ejercicio

Hazte con un fitball. Siéntate sobre él y rueda lentamente hacia delante y hacia atrás. Tienes que sentir el suelo pélvico bien apoyado contra la pelota.

  • Aprende a contraer y relajar el suelo pélvico.

2. Ejercicio

Coge aire y suéltalo. Exhalando, vamos a contraer cerrando los esfínteres, cerrando y elevando.

Intenta aguantar la contracción todo lo que puedas.

No te preocupes si al principio no aguantas mucho la respiración. A medida que vayas fortaleciendo la musculatura irás aguantando más tiempo.

La pelvis neutra es aquella en la que justo caemos en el centro, todo nuestro apoyo está en el centro.

El transverso

El músculo transverso del abdomen es un músculo que se encuentra en la parte anterior y lateral del abdomen. Se encuentra más profundo que el músculo oblicuo.

1. Ejercicio

Túmbate encima de una esterilla boca arriba.

Respira de manera normal y suelta el aire. Tu abdomen entra hacia adentro y hacia afuera.

Coge aire e intenta llevar el ombligo hacia las costillas. Después, suéltalo poco a poco, hasta que no puedas soltar más aire. Repítelo varias veces.

Recomendaciones

  • Mantente activo/a: el ejercicio físico es tu mejor aliado.
  • Evita los deportes de impacto. Además de tu suelo pélvico, tu columna te lo agradecerá.
  • Cuida tu alimentación. Ten siempre en tu mente la pirámide alimenticia.

¡Cuidado con los excesos!

 

 

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.