fbpx

Sex-Fit o la importancia de hacer ejercicio físico para mejorar tus relaciones sexuales

Aumenta la resistencia física, mejora la capacidad respiratoria, así como la autoestima y la libido. LELO recomienda unos tips para llevar un estilo de vida saludable e incrementar la calidad de nuestras relaciones sexuales.

Es un hecho. Estar en buena forma mejora notablemente el rendimiento sexual y hay señales evidentes para saber si necesitamos mejorar nuestro estado físico. Una de ellas es cansarse con facilidad mientras mantienes relaciones sexuales. Si te pasa o físicamente no estás al 100% en los momentos íntimos, puedes mejorar tu condición física a través de ejercicios específicos que te ayuden a entrenar la resistencia y la capacidad respiratoria. 

Antes de desvelarlos, es importante saber que hay una fórmula sencilla para mejorar nuestra condición física: realizar una actividad de forma regular que sea igual o, preferiblemente, más fatigante y frecuente que el sexo. Sin olvidar que el sexo es, en sí mismo, una forma de hacer ejercicio y entrenar para tener aún más sexo de calidad.

Para mantenernos en forma físicamente y estar en las mejores condiciones para darlo todo en el sexo, LELO, marca de bienestar sexual y juguetería erótica, comparte algunos consejos que pueden resultar útiles.

Ejercicio aeróbico o de alta intensidad 

A grandes rasgos, el ejercicio puede dividirse en dos categorías: aeróbico y anaeróbico. La actividad aeróbica permite que el ritmo de la respiración se adapte al ejercicio durante largos intervalos, por ejemplo, en actividades como la natación, el footing o el ciclismo.

El entrenamiento anaeróbico es, básicamente, ejercicio de alta intensidad. Se trata de una actividad intensa y funcional que nos ayuda a mejorar la capacidad física y la resistencia ya que se basa en entrenamientos que conllevan un gran esfuerzo en un periodo corto de tiempo (series de no más de diez minutos). Entre algunas actividades anaeróbicas encontramos el sprint, las flexiones rápidas o las dominadas.

¿Y cómo se aplica esto en el sexo? La mejor forma para conseguir un buen rendimiento sexual es controlando la capacidad de respiración con el objetivo de aguantar más. Por ello, en lo que al sexo se refiere, lo ideal es realizar ejercicios aeróbicos.

La magia anaeróbica

¿Significa esto que no es necesario realizar ejercicio anaeróbico para potenciar el rendimiento sexual? No. Incluso las personas que están en buena forma suelen pasar por alto los beneficios del ejercicio anaeróbico. Uno de ellos es que te ayuda a aumentar tu V02 Max, es decir, la capacidad que tiene tu cuerpo para dosificar el oxígeno durante cualquier actividad, incluyendo el sexo. También hay que tener en cuenta que si no tienes mucho tiempo para hacer ejercicio, un entrenamiento anaeróbico te hará estar mucho más en forma que uno aeróbico, empleando el mismo tiempo.

Igualmente, si tiendes a cansarte con facilidad simplemente con subir unas cuantas escaleras, la masturbación podría ser tu gran aliado, ya que ayuda a controlar la respiración y la resistencia, a la vez que disfrutas. El uso de juguetes sexuales como el SILA CRUISE de LELO para mujeres o el FS1V2 para hombres, ayudan a disfrutar del viaje al clímax como nunca antes habías llegado, entrenando tu capacidad de resistencia y la respiración.

Condición física

Para sentirnos cómodos con nuestro cuerpo y estar en buena forma física es importante que mantengamos un estilo de vida saludable, llevando a cabo actividades diarias que nos mantengan activos y en continuo movimiento, como subir escaleras en lugar de coger el ascensor o ir andando al trabajo, así como mantener una alimentación saludable.

La práctica de ejercicio físico contribuirá positivamente a mejorar la calidad de tus relaciones sexuales. No es necesario hacer grandes esfuerzos, basta con hacer ejercicios de menor impacto pero más frecuentes.

Mantener la versatilidad

Podría decirse que la mejor forma de tener buen sexo es siendo versátil. Disfrutarás de nuevas posturas sexuales, mejorando tu autoestima y tu libido. Pero, para ello, es recomendable tener una buena resistencia que te permita rendir y aguantar durante más tiempo, disfrutando así del viaje hacia el orgasmo. Puedes ejercitar tu resistencia corriendo, nadando o montando en bicicleta.

Asimismo, para disfrutar de nuevas posturas también es importante ser flexible. Disciplinas como el yoga o el pilates son perfectas para mantener el cuerpo ágil y flexible. También algunos ejercicios específicos como el Kegel, sin o con peso, refuerzan el suelo pélvico lo que permite conseguir orgasmos más largos, intensos y de manera más regular. Además, existen varias kriyas yóguicas y tántricas y ejercicios taoístas que te ayudan a establecer una mejor conexión con tu cuerpo y tu lado sexual.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.