fbpx

5 consejos para mantener un estilo de vida activo 

personas haciendo ejercicio para mantener un estilo de vida activo 

 

  • Al hacer ejercicio, es importante incluir rutinas diferentes que sean de tu agrado para que se conviertan en actividades sostenibles en el tiempo.

 

El año pasado ha puesto más que nunca de relieve la importancia de mantener un estilo de vida activo y saludable. La pandemia ha hecho que las personas hayan tenido que experimentar con el ejercicio y encontrar métodos nuevos y más creativos para mantenerse en forma.

Un estudio reciente de Reebok ha analizado a más de 60 ciudades de todo el mundo para revelar cuáles son las más activas, tomando en cuenta métricas sobre el estado físico y la salud, como el nivel de actividad física, el porcentaje de personas inscritas en el gimnasio, el porcentaje de uso de bicicletas y otros valores relacionados con el ambiente.

Sin embargo, independientemente del lugar en el que se viva, hay ciertos consejos que podemos seguir para tratar de mantener un estilo de vida activo.

 

1. Redefine tu forma de ver el ejercicio

La actividad física no debe ser tediosa ni aburrida. Juggy Sidhu, experto en Nutrición y Salud, destaca la importancia de redefinir nuestra forma de pensar sobre la actividad física, “Con solo mencionarle la palabra ‘actividad’ a la mayoría de la población, ya encontramos un gran bloqueo mental en torno a los tipos de ejercicio que esta palabra connota, desde correr hasta ir a una clase en el gimnasio o ejecutar un entrenamiento de resistencia”.

“Todas estas actividades parecen muy difíciles desde la perspectiva de un principiante: pareciera que requieren mucho tiempo y están ‘fuera del alcance’; sin embargo, la actividad física es mucho más que movimiento y ejercicio formal. Es por esto que redefinir la actividad física para entenderla como ‘movimiento’ puede ser mucho más liberador “.

Ver al ejercicio como una forma de mantenernos saludables y no solo como una forma de quemar calorías o cambiar nuestra apariencia hace que sea más fácil incorporarlo a nuestra vida diaria.

 

2. Incorpora el ejercicio a tu rutina diaria

Tener un estilo de vida ajetreado a menudo implica no tener tiempo para ir al gimnasio. Sin embargo,cuando se trata de mantenerse activo sin el gimnasio, caminar es una de las actividades más fáciles y convenientes que se puede hacer“, dice la Dra. Maryam Behnam de Chelsea Pharmacy Medical Clinic.

También agrega: Limpiar la casa con regularidad es otra excelente manera de mantenerse activo y en movimiento durante la semana. También puedes hacer ejercicio mientras juegas con tus hijos, ya sea saltando en el trampolín, bailando en la habitación o jugando juntos “.

No es necesario dedicar una gran cantidad de tiempo al día para hacer ejercicio. Pequeños detalles pueden traer enormes beneficios.

 

3. Aprovecha al máximo tus recursos 

Independientemente de tu ubicación, una de las mejores formas de mantenerte en forma es aprovechar el ejercicio al aire libre. Juggy Sidhu comenta: Mantenerse activo puede ser tan simple como dedicar más tiempo a pasatiempos, como explorar la naturaleza, practicar golf, unirse a deportes de equipo con compañeros o incluso llamar a un amigo para ponerse al día y salir a caminar”.

Aprovechar al máximo las instalaciones locales también puede ser una excelente manera de mantener un estilo de vida activo. Desde unirse a una clase de ejercicios hasta visitar la piscina local, hay algo para todos.

El nutricionista Ben Coomber explica: Los equipos deportivos aficionados también son una buena manera de hacer ejercicio, ya que a menudo no se trata de la calidad del deporte, sino del hecho de que estás haciendo ejercicio y socializando con la gente. Esto puede quitar mucha presión a estas formas de ejercicio”.

 

4. Incluye varios ejercicios 

Al hacer ejercicio, es importante incluir ejercicios diferentes que te gusten y que disfrutes para que sea sostenible. El nutricionista Ben Coomber recomienda una serie de ejercicios que también mejoran el bienestar mental.

1. Caminar

“Caminar es una forma fácil de hacer ejercicio y tiene un bajo riesgo de lesiones. No requiere equipo, puedes hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar, y puedes hacerlo tan social como desees”.

2. Hacer yoga

“El yoga es una excelente manera de mejorar la flexibilidad y la fuerza en un ambiente acogedor. Es una actividad social y de baja intensidad, pero es muy buena para la fuerza del núcleo y las articulaciones, lo que ayuda a mejorar la movilidad general. También puede ayudar a prevenir lesiones si practicas otros deportes, así como retrasar problemas como la artritis a largo plazo”.

3. Nadar

“La natación es una excelente forma de cardio y también ayuda a desarrollar músculos. Es de bajo impacto, por lo que el riesgo de lesiones es bastante bajo y puedes entrenar con la intensidad que quieras”.

4. Correr.

“Uno de los beneficios que tiene correr sobre caminar es que puedes quemar calorías más rápido, por lo que si tu objetivo es perder grasa o tienes una agenda ocupada, correr podría ser el ejercicio para ti”.

“Salir a correr también es excelente para la salud mental, ya sea por la mañana para recuperarse durante el día, o por la noche para eliminar cualquier exceso de energía o estrés que puedas tener”.

5. Bailar

“A menudo se pasa por alto el baile como una forma de ejercicio, pero puede ser una excelente forma de ejercicio cardiovascular. Puede ser realizado por personas de todas las edades y es una excelente manera de mantener tu salud mental”.

 

5. Encuentra un ejercicio que te guste

Encontrar una rutina de ejercicios que te guste es una excelente manera de crear hábitos saludables sostenibles. Tig Hodson, cofundador de strongher.co.uk dice: “Es muy importante que las personas encuentren cosas que les guste hacer. Mantenerse activo es diferente para todos; podría ser simplemente caminar, escalar rocas, incluso bailar. El entorno del gimnasio no es necesariamente para todos, por lo que encontrar cosas que funcionan para ti, tu presupuesto y el tiempo que estás dispuesto a priorizar es realmente importante “.

 

Encuentra los ejercicios adecuados para tus necesidades específicas 

Tu cuerpo cambia constantemente y los eventos importantes de tu vida, como el parto o el envejecimiento, pueden tener un impacto en el ejercicio que puedes hacer. Debes entender lo que tu cuerpo es capaz de hacer y adaptar tu rutina a sus necesidades.

Gemma Nice, fundadora de Easyoga e instructora de yoga, compartió algunos consejos para que las madres se ejerciten: “Después de que el médico de cabecera te haya dado el visto bueno, comienza a ejercitarte lentamente dando una caminata gradual y luego subiendo a una caminata rápida. Usa bandas de resistencia para ayudar a mantener tu fuerza y ​​actuar con suavidad. Además, reúnete con nuevas mamás, haz nuevos amigos y salgan y hagan algo de ejercicio juntos”.

Gemma agrega, para cuando se experimentan dolores de cuello y espalda: “Apunta a las áreas que son dolorosas yendo suavemente y permitiendo que los músculos se estiren. No quieres exagerar, pero esos músculos en particular necesitan estirarse para obtener el oxígeno que necesitan para una recuperación más rápida”.

Las mejores formas de ejercicio también dependen de la edad. Ben Coomber, nutricionista, comenta: Para los niños y adolescentes, hacer que se muevan durante un promedio de 1 hora al día es lo ideal. Los clubes deportivos u otras actividades como la danza o las artes marciales son una excelente manera de hacerlo”.

“Tus 20 y 30 años son un buen momento para desarrollar algo de músculo, por lo que el levantamiento de pesas y el culturismo son buenas opciones. Para las personas de 40 años o más, las formas de ejercicio de menor intensidad y bajo impacto tienen el menor riesgo de lesiones, por lo que caminar, andar en bicicleta y nadar son buenas opciones “.

 

Detalles del estudio:

URL: https://www.reebok.es/blog/739968-el-estado-global-del-fitness 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.