Autofagia: Aprende como el cuerpo se renueva cada 7 años

Científicamente se sabe que la autofagia es la manera que tiene nuestro cuerpo de limpiar todas las células dañadas. La finalidad de este proceso es regenerar nuestro organismo para que esté más sano. La autofagia ayuda a que se cumpla este proceso.

“Auto” significa uno mismo y “Phagy” es comer, es decir, el significado literal de este proceso es “autocomida”. También se conoce como “auto devorador”.

Puede sonar como algo que no quieres que ocurra en tu organismo pero, en realidad es beneficioso para tu salud en general y te explicaremos porque en este artículo.

Cambios en la dieta que pueden aumentar la autofagia



Teniendo en cuenta que la autofagia significa “autocomida”, tiene sentido que el ayuno intermitente y las dietas cetogénicas la desencadenen. De hecho, científicos especializados aseguran que el ayuno es la forma más efectiva de fuente confiable para desencadenar el proceso.

Por otro lado, la cetosis, una dieta rica en grasas y baja en carbohidratos trae los mismos beneficios de ayunar sin tener que saltar el desayuno. Es algo así como un atajo para inducir los mismos cambios metabólicos beneficiosos.

En la dieta ceto, obtienes alrededor del 75 % de tus calorías diarias de las grasas y del 5 al 10 por ciento de tus calorías de los carbohidratos. Este cambio en las fuentes de calorías hace que tu cuerpo cambie sus vías metabólicas.

La grasa actuará como combustible sustituyendo a la glucosa derivada de los carbohidratos. En respuesta a esta restricción, tu cuerpo comenzará a producir cuerpos cetónicos que tienen muchos efectos protectores.



Los estudios sugieren que la cetosis también puede causar autofagia inducida por el hambre, que tiene funciones neuroprotectoras. Los niveles bajos de glucosa ocurren en ambas dietas y están relacionados con niveles bajos de insulina y glucagón.

El nivel de glucagón es el que inicia la autofagia. Cuando el cuerpo tiene poco azúcar a través del ayuno o la cetosis, trae el estrés positivo que despierta el modo de reparación de supervivencia.

Un área no relacionada con la dieta que también puede desempeñar un papel en la inducción de la autofagia es el ejercicio.

Según un estudio en animales de Trusted Source, el ejercicio físico puede inducir autofagia en los órganos que forman parte de los procesos de regulación metabólica.

Esto puede incluir los músculos, el hígado, el páncreas y el tejido adiposo.

¿Qué beneficios tiene la autofagia?            

Uno de los principales beneficios de la autofagia es que tiene propiedades antienvejecimiento. Este proceso también es conocido como la forma que tiene el organismo de retroceder el reloj biológico para crear células jóvenes.

El dietista registrado, Scott Keatley, asegura que en tiempos de inanición, la autofagia mantiene el cuerpo en funcionamiento al descomponer el material celular y reutilizarlo para los procesos necesarios.

Otros beneficios de la autofagia son los siguientes:

  • Eliminar las proteínas tóxicas de las células que se atribuyen a enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.
  • Estimula el reciclaje de proteínas residuales proporcionando energía y componentes básicos para las células que aún podrían beneficiarse de la reparación a mayor escala.
  • Estimula la regeneración y las células sanas.
  • La autofagia también está recibiendo mucha atención por el papel que puede desempeñar en la prevención o el tratamiento del cáncer.

En conclusión, si quiere activar el proceso de autofagia te recomendamos hacer alguna de las dietas nombradas en el post de esa manera tendrás todos los beneficios en tu organismo.