La dieta proteica para perder peso

La dieta proteica se basa en consumir, solo y exclusivamente alimentos ricos en proteínas con el objetivo de perder peso.

Tiene la característica especial de no mezclar alimentos en las comidas para que la pérdida de peso se produzca de forma rápida y eficaz.

Se trata de una dieta que mitiga el hambre, es decir, que en máximo 2 semanas podrás ver los resultados en tu cuerpo. Este es justamente el tiempo recomendado para llevar a cabo una dieta proteica.

En caso que quieras continuar un espacio de tiempo más prologando, te recomendamos acudir a un médico para consultarlo.

¿Qué alimentos elimina la dieta proteica?

Es fácil de adivinar cuáles son los alimentos que elimina la dieta proteica. Son todos aquellos con alto contenido de hidratos de carbono entre ellos los siguientes:

Pasta, harina, azúcar, trigo, pan miel, galletas, pasas, dátiles, cereales, mermeladas, los pasteles, ciruelas, castañas, judías blancas, chocolates, maíz, papas fritas.

Tampoco puedes comer helados, pizzas, frutas, lácteos, churros y todo el carbohidrato que tanto te gusta.



¿Cuáles son los alimentos que incluye la dieta proteica?

Como se trata de una dieta basada en exclusivamente alimentos con alto contenido proteico, entonces son esos los que puedes consumir durante dos semanas para perder peso.

Puedes añadir a tus comidas diarias carne, pechuga de pollo, carne de cerdo pero asegúrate que no tenga grasa, jamón cocido, carne vacuna magra, hígado y cordero.

Además está permitido comer soja, gran variedad de pescados y mariscos como por ejemplo, salmón, atún, sardinas, langostinos, gambas, lenguado y merluza.

Los huevos, las lentejas y todos los frutos secos como las almendras, pistachos y el maní entre otros.

La dieta proteica funciona porque el cuerpo no obtiene carbohidratos en las comidas. Por esta razón, el organismo se ve forzado a quemar más cantidad de grasa, obteniendo su energía de las proteínas.

 

¿Cuáles son los alimentos que incluye la dieta proteica?

Beneficios y riesgos de la dieta proteica

Algunos de los beneficios de la dieta proteica son los siguientes:

  • En la primera semana notarás los cambios en tu cuerpo. En general se pierden de 2 a 3 kilos.
  • Con la dieta proteica no pasas hambre.
  • Quienes la prueban no experimentan la sensación de tristeza, fatiga o falta de vitalidad muy característicos de otros regímenes alimenticios.
  • No pierdes masa muscular.
  • Es una dieta segura, sin embargo, nunca está demás realizar cualquier dieta bajo supervisión médica.

Como toda dieta, esta también tiene riesgos. Por ejemplo, su efecto no es duradero, es decir, una vez retomes tú régimen habitual existe la posibilidad de recuperar los kilos perdidos.

Además, se pueden presentar daño en los riñones y el hígado. Recuerda que estos dos órganos harán un sobre esfuerzo debido a la gran cantidad de proteínas que debes ingerir.

El estreñimiento también puede ser un problema, por la falta de fibra es común que se sufra de esta condición molesta.

Los niveles de colesterol y ácido úrico aumentarán considerablemente por las altas cantidades de grasa que aportan los alimentos proteicos.



Contraindicaciones de la dieta proteica

La dieta proteica no es recomendada para personas menores de 18 años ni para adultos mayores de 65 años de edad.

Tampoco deben hacerla las personas diuréticas o que tengan algunas de estas patologías:

  • Enfermedades cerebro vasculares.
  • Insuficiencia cardíaca, hepática o renal.
  • Pacientes con alteraciones psiquiátricas.
  • Personas que sufran de la enfermedad de Addison o Neoplásicas.

En resumen, la dieta proteica aporta ventajas si eres constante y acompañas el régimen alimenticio con una rutina de ejercicios. De esta forma, los resultados no serán efímeros.

Si eres de las personas que la ha probado ¿Cuéntanos a todos tu experiencia con esta dieta?

Luis Malavé

 

 



 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.